Herencia Cristiana

 

Relacion

Ronald Reagan y el Partido Republicano Iglesias Evangelicas y Otras Instituciones CIA

EVANGELICOS Y CRISTIANOS

LOS PEONES DE LA EXTREMA DERECHA

 

         La expansión en América Latina de Iglesias Evangelicas es un tema que preocupa seriamente a los partidos y sectores democráticos del continente. La mayoría de estos grupos religiosos tienen su origen en los Estados Unidos, y están siendo estimulados desde hace aproximadamente una década(este artículo fue publicado en 1986)por la llamada nueva derecha, que llevó a la Casa Blanca a Ronald Reagan. A partir de 1980 el avance de los Estados Unidos en Latinoamérica se ha dividido en dos claros caminos: por un lado las acciones militares en Centroamérica (invasión a Granada, apoyo a los "Contras" y al régimen de Duarte) y por otro la lucha ideológica contra los sectores de centro(democráticos) y de izquierda. En este contexto la aparición de Iglesias cumple el doble papel de frenar y dividir los sectores populares y contrarrestar el papel, de la Teologia de la Liberación, grupo de izquierda infiltrado en la Iglesia Catolica que fue duramente condenado por el Papa Juan Pablo II y que se dinamiza a partir de Medellín y Puebla.

 En la Argentina, a partir de las gigantescas concentraciones públicas protagonizadas por Jimmy Swaggart, tanto la prensa como la población en general, han dado señales de preocupación sobre estos fenómenos religiosos.

 

 De Rockefeller a Reagan

 Todo comenzó a fines de la década del sesenta. El Concilio Vaticano II y Medellín, habían sido claros: "La Iglesia debe acercar a los pobres, comprometerse con su causa".  Los conservadores americanos comprendieron rápidamente el mensaje. En su gira por América latina, Nelson Rockefeller expresó, en un extenso documento que entregó al presidente Nixon, que "los Estados Unidos deben dar apoyo a los grupos fundamentalistas cristianos o a iglesias -tipo Moon o Hare Krishna, como una manera de contrarrestar la naciente Teología de Liberación”. Y agregaba: "La Iglesia Católica ha dejado de ser un aliado de confianza para los Estados Unidos y la garantía de estabilidad social en el continente”. Por supuesto esto cambiaria mas tarde cuando se realiza la alianza entre Ronald Reagan y el Papa Juan Pablo II.

 Una década después, en mayo de 1980, se confeccionarían los documentos secretos de Santa Fe, los cuales se convertirían en la base de la doctrina ético-religiosa-moral de la plataforma - conservadora de Reagan. En ellos se plantea volver a la doctrina Monroe de 1823. Con relación al tema religioso piden ”combatir por todos los medios a la Teología de la Liberación y controlar los medios de comunicación de masas para contrarrestar la mala imagen de los Estados Unidos en la región". Asimismo, señalan que estos teólogos de la liberacion,  usan su teologia "cómo arma política en contra de la propiedad privada y del capitalismo productivo”. La crítica no es sólo a la Teologia de la Liberación también al Consejo Mundial de Iglesias, acusándolo de reunir a "todos los izquierdistas".

 Con Reagan en el gobierno, se crea en abril de 1981 el Instituto de Democracia y Religión(sic) presidido por el Reverendo Edmung Robb y Jeanne Kirkpatrick para unificar a todas aquellas Iglesias Evangélicas que no integran el Consejo Mundial de Iglesias y financiar a todos "aquellos que quieran predicar en el continente".  Su política para los Estados Unidos y el exterior es sencilla y clara: luchar contra el aborto, el feminismo, la homosexualidad y grupos politicos opositores.  Por ejemplo, apoyan económicamente a Monseñor Miguel Obando y Bravo, arzobispo de Managua y lo han condecorado por su "lucha acérrima al proceso revolucionario nicaragüense".

 Como si esto fuera poco, en diciembre de 1984, se publicó el segundo Documento de Santa Fe, bajo el título La prosecución de la revolución conservadora y le solicita al presidente Reagan que "estreche sus vínculos con los sectores conservadores de la Iglesia Católica y combata por todos los medios a la Teología de la Liberación y sus adictos y al infantilismo de la defensa de los derechos humanos".

 A partir de este auge conservador en los Estados Unidos, se produce una expansión masiva de Iglesias Evangelicas y Cristianas en América Latina, principalmente de los credos fundamentalistas Pentecostales. Estos plantean un discurso de curar a través de la fe y con tono marcadamente apocalíptico. Para el año 1986 su crecimiento en el continente ya era vertiginoso: 10 por ciento de la población chilena, más de 10 millones de seguidores en Brasil y cerca de un millón en la Argentina.

 La razón principal de ese masivo crecimiento fueron las grandes campañas de predicadores americanos que operon a través de radios, televisión y campañas masivas. Por ejemplo el a Buenos Aires de Jimmy Swaggart y su equipo de 70 personas costó aproximadamente 150 mil dólares (transporte, alojamiento en el mejor hotel de la ciudad, alquiler del estadio, micros y publicidad). Si, se suma la treintena de programas radiales y televisivos que se emiten en Buenos Aires. la inversión de estas iglesias suman el millón de dólares.

 

INFILTRACION EN LAS FUERZAS ARMADAS

 

La penetración ideológica no solo se conforma con tener programas de televisión o con realizar gigantescas cruzadas, ya que tratan además de vincularse a los sectores más reaccionarios de cada país. Como ejemplo la Iglesia del Verbo se instaló en Guatemala en 1976 y trabajó activamente en las Fuerzas Armadas. Tuvo su rédito en 1982 cuando se produjo un golpe de Estado que 11evó al poder al general Efraín Ríos Montt, quien se declaró presidente en el “nombre de mi Señor y de mi Rey", recibiendo el apoyo del Instituto de Democracia y Religión y de la  secta Moon.  En diciembre de 1985 el periódico evangelista El Puente realizó un reportaje de tapa a los pastores de Ríos Montt, que habían llegado a la Argentina a fundar la Iglesia del Verbo. Obviamente, este períodico no lo llamaba dictador sino   “Primer Presidente Evangélico de Latinoamérica”.

 En febrero de 1986 la revista opositora chilena APSI realizó un extenso reportaje al obispo de lllapel, Pablo Lizana, quien es capellán de las Fuerzas Armadas, (Lo nombró el Papa) y comento sobre la "penetración evangélica en los militares chilenos" a partir del golpe de Pinochet. Sin ir tan lejos, en Argentina el gobierno Radical y el hoy fallecido ministro Roque Carranza, denunciaron, que la secta Moon estaba implicada en el intento golpista desbaratado en noviembre de 1985. Asimismo un informe del SIDE (Inteligencia Argentina) de julio del '85, señalaba las continuas visitas del norteamericano Tomas Field, responsable de la secta en el país, al comando de la Armada. Cabe recordar que el periodista argentino Alfredo Silleta denunció en 1984 las vinculaciones de los "moonies" a dos diarios (Ambito Financiero y La Prensa) y los contactos con militares en actividad y en retiro.

 Más allá de la vinculación directa de estos grupos a la CIA, más allá del dinero que viene del país del Norte, habría que preguntarse el porqué de este crecimiento masivo en los sectores populares. 

 

Referencia

Revista Crisis -  Junio 1986 - La  Religion según Reagan - por Alfredo Silleta 

Traducción y Actualización - Elias Bernard

Vuelva a LA ULTIMA CRUZADA

Visite HERENCIA CRISTIANA

ESCRIBEME  |  INDICE  Odio Cristiano |  Terrorismo Cristiano  | Cristianismo de Actualidad

http://www.geocities.com/greenman_92553
Ultima Actualizacion Agosto 20, 2002
por greenman_92553 - Elias Bernard

COPYRIGHT- TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS