Herencia Cristiana

Heroinas Cristianas


Si algunos de los que me siguen no aborrece a su padre y a su madre, y a la mujer y a los hijos y, a los hermanos y las hermanas , y aun a su vida misma , no puede ser mi discipulo.
Jesus de Nazaret, La Biblia - Lucas 14:26.

Carmelita,Mística,Santa 1566-1607

anta Maria Magdalena de Pazzi (1566 - 1607), monja Carmelita, nacida en Florencia, Italia, en el año 1556, de padres nobles, Camilo de G. de Pazzi y Magdalena María Buendelmonto.

Su padre era gobernador y la internó desde muy pequeña en un convento de monjas. 

A los diez años, el 19 de abril de 1576, hizo a Dios voto de virginidad.

Santa Maria MAgdalena de Pazzi

En  marzo de 1584 se le manifestó una misteriosa enfermedad que los médicos declararon incurable. La Priora y Maestra resolvieron que hiciera la profesión de sus votos y la hizo "sobre una camilla acomodada delante del Altar de la Virgen". Cuando la transportaban a la enfermería después de hacer sus tres votos, Magdalena tuvo su primera alucinación que le duró más de una hora. 

 

Su rostro apareció ardiente, y deshecha en lágrimas sollozaba y repetía: 

"Oh amor de Dios que no eres conocido ni amado: ¡cuán ofendido estás!". 

 

Desde aquel momento comenzaron largos periodos de ataques donde alucinaba, después de la Comunión, quedaba petrificada por espacio de dos o tres horas.

Los meses de marzo y abril de 1585 fueron dos meses llenos de acontecimientos para la "mística". El 24 de marzo en una de su alucinaciones ella cuenta que San Agustín le escribió en el corazón las palabras "Verbum caro factum est". El 15 de abril "le fueron impresos para siempre" en el alma los estigmas imaginarios. El 28 del mismo mes recibió del mismísimo Jesús el anillo de matrimonio y se casa con Él.

 

San Agustin escribiendo las palabras "Verbum caro factum est"

.El 24 de junio de 1604, en un ataque que duro todo el día, terminaron las alucinaciones y comenzó el periodo que ella denominó el "desnudo padecer".  Este se prolongó hasta su muerte.

 

Con el tiempo estas experiencias histéricas se transformaron en masoquismo. Desarrolló un placer y deseo por el dolor y el sufrimiento. 

La Santa escogió un lema o programa de vida que se ha hecho famoso. Decía así:

 "No morir, sino sufrir". "Ni morir ni curar, sino vivir para sufrir."

 

Maria recibiendo los elementos de tortura de las manos de Cristo

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

Las auto-torturas de Maria Magdalena son una viva ilustración del masoquismo institucionalizado. El estudio de su sicología es un mapa de la psiquis del religioso auto destructivo.  La información que tenemos sobre sus actividades masoquistas provienen de sus hermanas religiosas, confesores y superiores, ellos nos dicen que el dolor proviene de tres fuentes en la vida monástica. Primero la auto mutilación, segundo los dolores provenientes de los ataques de los demonios que la torturaban y las enfermedades naturales.  
Entre los casos mas notables de auto-mutilación en la vida de la Santa podemos contar con los siguientes ejemplos: 

Vicencio Puccini nos describe en su biografía de 1619 de Maria Magdalena:

"En el 8 de septiembre de 1587 entró al cuarto donde se guardaba la madera y después de cerrar la puerta se dispuso a juntar astillas y espinas...las puso en el piso y se revolcó...Algunas veces se atormentaba con herramientas de hierro o con clavos montados sobre una tela la cual usaba para envolverse hasta que los clavos se le enterraban en la carne. El espectáculo hacia temblar y estremecer a cualquiera que la viera. "

Aparte de revolcase en espinas, se hacia rociar con cera caliente sobre su piel y se hacia azotar mientras gemía

"¡Oh no más, esto es soportar demasiada bendición, demasiado éxtasis dichoso!"

En otras ocasiones,

Empezó a sufrir "Una cantidad impresionante de tentaciones impuras". La piel se le volvía tan sensible que el más leve contacto le producía una verdadera tortura.

Maria tomó largas ramas con espinas de un naranjo y confeccionó una corona como la de Cristo. Estuvo toda la noche con la corona puesta. (Puccini Life 9)  

Santa Maria Magdalena son su corona de espinas

 

Su identificación con el crucifijo era tal que bajaba al Cristo de la cruz del monasterio y limpiaba el sudor y la sangre del rostro de su amado. (Ibid 50)

Cristo

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

Pero su masoquismo iba mucho mas allá que la imitación de Cristo. En muchas ocasiones la Santa se hizo atar a un poste con sus manos amaniatadas atrás, otras veces se tiraba al piso para que toda la congregación la pisara. También dormía en el piso sobre un poco de paja, caminaba descalza en el invierno, se hacía quemar con cera y usaba todo tipo de ropa incomoda e hiriente. 

El propósito de estas actividades eran varias. La Iglesia y la Santa las describen como formas de luchar contra las tentaciones de la carne, el hambre, los pensamientos sobre placeres sexuales y las tentaciones de demonios y posesiones infernales.   

 Pero en medio de tantos suplicios seguía repitiendo:

 "Ni sanar ni morir, sino vivir para sufrir"

 

Sobre los dolores inflingidos por los demonios infernales nos cuentas los siguientes casos:

"Los demonios estaban celosos de ella, a veces la tiraban por las escaleras y otras veces la azotaban terriblemente, como si fueran tantas víboras que ella sufría dolores terribles." (Ibid 78)

En la mitologia cristiana seres invisibles  maleficos denominados demonios tienen la capacidad de hacer daño  a los humanos.  La santa tuvo la oportunidad de visitar el purgatorio. 

 

Diablos desarrollando sus tareas  tradicionales: la tortura de humanos

En otra ocasión: 

" Algunas veces el Diablo la golpeaba en la cabeza, otras la tiraba al piso con tal furia y odio increíble que su cara quedaba tan hinchada que le demoraba muchos días en sanar." (Ibid 144)  

Pero Maria no se quedaba de brazos cruzados, Puccini dice que:

"en mas de una ocasión le tiró piedras al Diablo."

 

El tercer tipo de dolor que Magdalena gozaba eran los dolores infringidos por las enfermedades. 
Ella aprendió a transforma el dolor en otra cosa. En una ocasión dijo apuntando al crucifijo:

"Yo contemplo el gran sufrimiento con ese cordial e incomprensible amor que fue soportado por mi salvación. El ve mis debilidades y con esa imagen de El me siento confortada, porque todos los dolores y sufrimientos que todos los hijos elegidos de Dios han tenido que soportan han pasado por la más santa Humanidad de Cristo, donde crecieron para ser dulces y ser deseada por sus miembros." (Ibid 20)

Maria Magdalena en Oracion

De esta forma el masoquismo religioso transforma al dolor en algo dulce en vez de algo que debe ser evitado y rechazado. 

La Santa en sus "visiones"

Martirizada en su cuerpo por heridas dolorosísimas, cuando los dolores se volvían insoportables, ella pedía valor al Señor diciéndole: 

"Ya que me has dado el dolor, concédeme también el valor". 

La vida de Magdalena era un "continuo martirio" nos dice la iglesia, porque "Amor es dolor"  decía Magdalena por eso ella decía que se abrazaba a la "locura de la cruz".  Se flagelaba y repetía:

 "Padecer y no morir".

Tenia un afecto especial por las almas, gritaba por los claustros del Monasterio de Florencia

 "¡Almas, Señor; dadme almas!".

Su retorcido concepto del amor o "dulce sufrimiento" como ella le llamaba  se transformó en lo que aparenta ser el otro aspecto de la Santa. 

 Muchas veces se mantenía inmóvil, "hasta que el sentido de amor la llenaba, inundando su cuerpo con nueva vida.."

Después de uno de sus éxtasis contaba: 

"Vi el amor inmenso que nos tiene Nuestro Señor y vi también que las almas que ofrecen sus sufrimientos uniéndolos a los sufrimientos de Cristo se vuelven inmensamente hermosas. ¡Oh, si las gentes supieran lo mucho que ganan cuando ofrecen a Dios sus padecimientos!".

Cristo y Purgatorio

 

Muchas veces corría en un frenesí por el convento y abrazando a las otras monjas gritando y llorando: 

"¡Vengan, corran conmigo para llamar al amor" y "Amor,  amor, amor, oh es demasiado!" [TU] 


En medio de su " éxtasis"  hablaba con un ser invisible, y abrazando su crucifijo, con rostro brillante exclamaba:

"Oh Jesús mío: concédeme palabras eficaces para convencer al mundo de que tu amor es grande y verdadero y que nuestro egoísmo es engañoso y tramposo".

 

 

 

 

Pazzi, Florencia,  siglo XX

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

Santa María Magdalena no escribió nada, tres religiosas, encargadas por el director espiritual escribían lo que ella deliraba.

Cinco libros registran los delirios en "éxtasis" de Santa Maria Magdalena, entre ellos el más importante titulado "Contemplaciones", el cual se considera por la Iglesia Católica como un verdadero tratado de teología mística. San Alfonso de Ligorio apreciaba inmensamente este libro y en sus obras lo cita muchísimas veces.

 

Juan Correa (ca. 1646-1717)
San Agustín escribiendo en el corazón de Santa María Magdalena de Pazzi
Óleo sobre tela, 191 x 136

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

Muere el 25 de mayo del año 1607 a los 41 años de edad. Un año después de su muerte abrieron su tumba y la difunta se encontraba fresca, entera y flexible. Hoy su cadáver es expuesto al publico en el convento carmelita de Florencia.

 A raíz de su muerte empezó su culto y la edición de su biografía y parte de sus obras. Debido a las legiones de "místicos" que la siguieron y la copiaron, la Iglesia le otorgo el sobrenombre de "la extática" por excelencia.

 

 

Debido a su popularidad, en el año 1611, se dieron comienzo los procesos para la beatificación. El Papa Urbano VIII la beatifica y Clemente IX la canoniza el 28 de abril de 1669.

Los cristianos católicos creen que esta virgen carmelita es una de las más grandes místicas, extáticas y estigmatizadas de todos los tiempos.

Simbolo Papal

 

 INTRODUCCION A LAS SANTAS MISTICAS

REFERENCIAS

 

 
HEROINA ANTERIOR

INDICE

PROXIMA HEROINA

 

Visite ... HERENCIA CRISTIANA

http://www.herenciacristiana.com
Ultima Actualizacion Abril 16, 2002
por greenman_92553.
COPYRIGHT - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS