Herencia Cristiana

Heroinas Cristianas


Si algunos de los que me siguen no aborrece a su padre y a su madre, y a la mujer y a los hijos y, a los hermanos y las hermanas , y aun a su vida misma , no puede ser mi discipulo.
Jesus de Nazaret, La Biblia - Lucas 14:26.

Doctora de la Iglesia, La Más Grande Mística,Santa 1515-1582

La Enciclopedia Católica llama a Santa Teresa de Ávila la más Grande Mística. Teresa no solamente era mística sino también la reformista de la Orden Carmelita y una escritora prolífica. 

Santa Teresa de Avila

Nació en la ciudad de Ávila, el 28 de marzo de 1515. Nieta de un marrano, como se denominaba en España a los judíos conversos, de nombre Juan Sánchez,  que opto por el cristianismo en 1492 para eludir la expulsión y la inquisición. Cuando más tarde se ve bajo la lupa de la inquisición abandona su apellido y adopta el apellido del hermano de su esposa cristiana, Cepeda. 

 

Su padre Alonso de Cepeda, avanza aun más su estatus social casándose con Ahumada que se encontraba embarazada del hermano de Teresa a los 14 años de edad. Ahumada pertenecía a una importante familia de Ávila que contaba entre sus ancestros a caballeros que lucharon contra los moros para reconquistar Castilla.  

Así Teresa de Cepeda y Ahumanda llego al mundo 23 años después que Colon llegara a América. 

España Siglo XVI

Conquistadores masacrando peruanos

Por lo menos dos de sus hermanos tomaron parte en el genocidio Inca como conquistadores en el Perú bajo el mando de Francisco Pizarro en el año 1533.  

De esa forma llego el dinero a Ávila, una árida y empobrecida aldea de Castilla que padecía de cosechas pobres crónicas. 

Avila, Castilla Siglo XX

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

A los siete años, desarrolló una predilección por leer la vida de los santos con su hermano Rodrigo que era casi de su misma edad. Las dos tiernas mentes impresionadas por las cosas que leían se ven afectados psíquicamente al punto de repetir incansablemente:

  "Gozarán de Dios para siempre, para siempre, para siempre . . ."

Al hundirse aún más en esa locura, Teresa y su hermano llegan a la conclusión que los mártires habían obtenido la gloria a un precio demasiado bajo y deciden escapar de casa con el objetivo de ser asesinados por los moros y así morir por la fe. Por suerte en Ardaja se toparon con un tío que los devolvió a su familia. 

Teresa y Rodrigo en su camino al martirio

Pero el daño ya estaba hecho y los pequeños traumados deciden vivir como ermitaños en su propia casa. Teresa cayo en una gran depresión y mirando por horas un cuadro en su habitación repetía constantemente la frase:

"Señor, dame de beber para que no vuelva a tener sed"

El estado en que se encontraban estos dos pobres pequeños por fortuna no era permanente. Teresa y Rodrigo crecieron, empezaron a leer novelas de caballerías, les gustaban tanto que no podían estar sin ellas. Esto les abrió sus jóvenes mentes a un mundo más bello y atractivo.  

 

Teresa

Poco a poco la joven Teresa empezó a interesarse por la moda, a vestirse bien, a bañarse y a usar perfumes.  Ante tales acciones su padre comenzó a preocuparse. 

Se transformó en una muchacha tan bella y coqueta que consiguió novio y "casi" (sic!) pierde la virginidad a los 16 años con su guapo primo. 

Al notar el desarrollo natural de la adolescencia en la muchacha el padre decide tomar cartas en el asunto y rápidamente la envía al convento de las Agustinas. 

Por segunda vez en su vida la desdichada muchacha se ve atrapada en la maquinaria de la indoctrinamiento.  Esta vez la envolvería de tal forma que no pudo escapar. Al concluir su adolescencia comenzó a sufrir de una variedad de condiciones deshabilitantes en su mayoría psicosomáticas que la dejaban paralizada y adolorida. 

Teresa Dolorosa

 

Trató de llevar un vida normal hasta donde podía. Se resignó a ser monja. Su padre se dió cuenta del daño que había ocasionado,  pero ya era muy tarde, su mente estaba condicionada dentro del "dogma" y decide en 1535 entrar al Convento de la Encarnación de las Carmelitas contra los deseos de su arrepentido padre. Pero no era todo horrible allí. Allí se vivía un ambiente "relajado" debido a las opulentas donaciones de los parientes ricos de las monjas. Las Hermanas usaban costosos hábitos de sarga negra, vivían en amplios y confortables dormitorios, recibían visitas constantemente y participaban de los "galanteos de monjas", coqueterías supuestamente castas entre las hermanas y los visitantes varones. Teresa se especializó en los "galanteos" recibiendo a muchos admiradores detrás de la ventanilla del convento. También recibía numerosas visitas de sus parientes Cepeda y Ahumada. Aunque tomo el nombre religioso de Teresa de Jesús, el aristocrático convento le permitió mantener su título de nobleza de Doña Teresa de Ahumada.

Cristo ensangrentado

Pero sus acciones en los galanteos tuvieron un precio emocional. La Santa desarrolló un fetiche hacia los Cristos ensangrentados y manifestando profunda agonía.

Ella cuenta como en una ocasión, al detenerse ante un crucifijo muy sangrante le pregunto: 

"Señor, ¿quien te puso así?

y le pareció que una voz le decía:

"Tus charlas en la sala de visitas, esas fueron las que me pusieron así, Teresa".

Ella se impresionó y echó a llorar. Desde ese día no volvió a tomar parte de los galanteos.

Su esperiencia con el Cristo sangrante fue impactante. En sus Memorias Teresa misma describe como durante 20 años ella fue "una malvada mujer", la "mas malvada entre las sucias" y era "digna de la compañia de demonios infernales" como ella lo describe en su memorias. [Teresa 1, 48, 53, 71, 85, 139, 164, 174]. 
Pero Teresa nunca dejo se ser una mujer de alto contenido sexual. Phyllis Mc Ginley nos cuenta que ella realmente tenía un alto libido sexual. Continuamente se enamoraba y desamoraba de hombres, incluyendo a por lo menos uo de sus padres confesores.

Teresa

El primero que realmente la pudo satisfacer fue su padre confesor, un "gran admirador de la Virgen Maria," especialmente "de su concepción," pero también de otra mujer del lugar como así también de Teresa. [Teresa I, 56ff] Obviamente todas estas mujeres llevaron al pobre monje a su limite que murió un año mas tarde. 

Hacia el final de su vida desarrolló una obsesión hacia el Sacerdote Gracián de la Madre de Diós, un hombre que ella duplicaba en edad. Ella dice que lo reconocía como una figura de los Cantares de Salomón.  

Matrimonio - Tesesa y Jesus

Vitro Casa de Teresa, Avila

El diablo, ese tentador, siempre estaba acechándola, especialmente después de esa treta del destino. Hasta que el Señor Jesús vino a su rescate. Esto ocurrió en el monasterio de Veas, donde le puso un anillo en señal del divino matrimonio. Al principio el Señor mostró solo su mano, solamente después mostró su cara y así poco a poco la totalidad de su cuerpo. "Ella no podría haberlo soportado todo de una sola vez." [Teresa I. 487, 261] 

 

Pero su más conocida característica era la poesía, así, Teresa se transformó en una poetisa de amor, viendo "la bandera del Señor erguida," la cual se transformó "en la torre más alta," y mientras, "¡los árboles se llenaban de savia!"

Su sensual personalidad  también ha sido objeto de obras de arte, especialmente a través de la estatua de Teresa realizada por Gian Lorenzo Bernini en Roma 70 años después de su muerte. La obra de mármol muestra una mujer pálida de belleza clásica envuelta en los hábitos de una monja excepto su hermoso pie descalzo a punto de desmayar de un éxtasis sin lugar a dudas, religioso. Un ángel se muestra punzando un pecho con una lanza. Para quien aprecia la obra, esta posee claros y preocupantes tonos sexuales.

Extasis de Santa Teresa

 Gianlorenzo Bernini, 1646-52

 

Extasis de Santa Teresa

 Gianlorenzo Bernini, 1646-52

Puede hacer click sobre la imagen para ver detalle

La obra de Bernini plasma el estereotipo de Teresa, una mezcla entre lo erótico y lo histérico. Hugh E. M. Stutfield en su libros Mysticism and Catholicism (1925), cataloga a su estilo de santidad como  "una colección de lo negro escrito en una forma barata" . El colega de Sigmund Freud  Josef Breuer la llama "la Santa Patrona de la histeria," y  Jacques Lacan es mucho más directo y vulgar al decir que "Usted solamente tiene que ir a ver la estatua de Bernini en Roma, para darse cuenta que se esta viniendo".
Para el propósito de esta nota simplemente diríamos que fue la víctima de una sociedad que reprimía los insititos naturales de la sexualidad. Es merecedora de lastima y ninguna manera de burla. Teresa sobrellevó su problema de una forma muy digna, mediante la poesía y la escritura. Después de todo no estaba muy lejos de los clásicos al seguir la tradición mística de relaciones entre mujeres  mortales y hombres dioses.  

Europa y Zeus

 

 

REFERENCIAS

 
 

 

INTRODUCCION A LAS SANTAS MISTICAS

INDICE

PROXIMA HEROINA

 

Visite ... HERENCIA CRISTIANA

http://www.herenciacristiana.com
Ultima Actualizacion Abril 16, 2002
por greenman_92553.
COPYRIGHT - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS